Apostando por el Retail design. Crea experiencias únicas para los clientes de tu tienda

Párate a pensar por un momento en una de tus tiendas favoritas. ¿Qué es lo primero que te viene a la mente al pensar en ella? ¿La variedad de sus productos? ¿El diseño del mobiliario? ¿El buen trato del personal? ¿La fragancia que transmite?

Inconscientemente, cuando escogemos una tienda física donde ir a comprar, lo hacemos tanto por razones materiales y tangibles como por razones intangibles, y ahí es donde entra en juego el retail design.

tienda muji

Fuente de la imagen: metropoliabierta.com

Ese “Je ne sais quoi”

Seguro que más de una vez has entrado en una tienda a sabiendas que no acabarás comprando nada o como mucho un detalle tonto y entras solo porque “te gusta”. 

Un claro ejemplo de ello son las tiendas de la marca Muji, donde al pasar por la puerta te embriaga una sensación de armonía al ver cómo están dispuestos sus productos y como huele la tienda.

Todo en esta tienda tiene un sentido lógico y la tienda refleja a la perfección la filosofía de la marca, su misión y sus valores.

Fuente de la imagen: monapart.com

El diseño general que le damos a una tienda desempeña un papel fundamental para captar la atención de potenciales clientes.

Este probablemente sea de los mayores desafíos a los que te enfrentarás cuando planees cambiar el diseño de tu tienda en estos tiempos tan difíciles. Independientemente del tipo de tienda, ya sea que se encuentre dentro de un centro comercial o en la esquina de una calle del barrio de moda, tienes que asegurarte de que tu tienda destaque.

La psicología del cliente importa (y mucho)

Antes de que puedas emprender el proceso de contratación de cualquier estudio de diseño de interiores, lo que debes tener presente es el tipo de público que quieres atraer.

Hay muchos clientes que se limitan a mirar a través de los escaparates de las tiendas, si centramos los esfuerzos en el diseño de la tienda podremos hacer que quieran entrar en la tienda y comprar.

Un error común que cometen la mayoría de los minoristas es diseñar una tienda que les guste a ellos personalmente, sin tener en cuenta al público ni a sus empleados.

El diseño que elijas no solo debe tener la función de atraer a los clientes, sino que al mismo tiempo debe servir para aumentar la productividad de tu personal.

Un diseño incompleto, pobre o caótico puede resultar en que el personal pierda tiempo en la búsqueda de cosas que de otra manera deberían estar fácilmente disponibles y a la larga esto se refleja en un mal servicio al cliente y a una pérdida de los mismos.

Creando la atmósfera adecuada, los clientes querrán volver una y otra vez y el personal se sentirá a gusto trabajando en la tienda.

En Blanca Beltz sabemos de la importancia de encontrar el equilibrio entre atraer a los clientes sin parecer demasiado desesperados por hacerlo.

Diseño de interiores de tienda Converse

Mantenerse al margen de lo común

No es necesario tener en stock las últimas marcas ni ofrecer locos descuentos para reunir a los clientes.

Si seguimos las tendencias de los demás, no lograremos ser los mejores nunca. La intención del retail design es mantenerse al margen de la multitud y centrar esfuerzos en ofrecer un producto y experiencias de compra únicas.

La gente siempre anda en busca de nuevas experiencias que puedan sacarles de la monotonía y que les sorprendan. Si llegamos a ese punto, ese cliente establecerá un vínculo especial con nuestra marca y siempre acudirá a nosotros.

Dando con el concepto de tienda adecuado podremos dar forma al diseño de cada uno de estos elementos que compondrán nuestra tienda y que le darán alma a nuestro espacio.

Diseño de tienda de ropa